La obediencia – Recomendaciones para una vida mejor

La obediencia – Recomendaciones para una vida mejorLa obediencia es uno de los retos más grandes que se nos plantean desde que llegamos al mundo. Obedecer implica que debemos sujetarnos a alguien a pesar que nuestras opiniones no sean las mismas.

La obediencia

Desde nuestra niñez se nos impone la obediencia en nuestro hogar. Luego nos dicen que es para que una sociedad pueda vivir en orden. Que debemos respetar las leyes y cumplir las normas para una buena convivencia.

Vivimos llenos de reglas que deben o deben ser cumplidas, dándonos a entender que es bueno y que es malo según nuestra cultura, pero ¿a quien le gusta eso? En realidad, a mí no. Considero que no debemos vivir como robots. Considero que debemos ver más allá y buscar en la obediencia lo que realmente nos es útil a nuestra vida y no hacerlo simplemente porque nos tocó.

Esto es lo que te debes plantear:

La obediencia me enseña a hacer lo correcto

Hacemos lo que creemos que está bien, pero no lo que es correcto para nosotros. Es importante diferenciar entre lo bueno y lo correcto. Darle relevancia a lo correcto.

Muchas de las cosas que parecen ser buenas para nosotros mismos no son correctas. Nosotros no podemos ligar lo que es correcto según nuestra propia conveniencia.

Ayuda a quienes amor

Si aún eres adolescente, este punto es para ti. La obediencia termina siendo el mejor regalo que les podemos dar a nuestros padres. Por ejemplo, si pasas una noche fuera de casa sería bueno si fueras considerado en avisarles dónde estás y que estás bien. De esta forma estarán tranquilos y eso les importa más que cualquier regalo de cumpleaños.

Aporta a mi vida

Obedecer a veces se nos complica y más cuando debemos obedecer a una persona fastidiosa. Sin embargo, entendí que forma nuestro carácter y nos ayuda a que la altivez (arrogancia, altanería y orgullo) no sean parte de nosotros.

Debemos entender que esta vida es de obedecer y que nos obedezcan, ya que cuando pedimos un favor esperamos recibir la misma atención que nosotros brindamos, así que no nos debemos sorprender si nadie nos hace ningún favor cuando nosotros hemos tenido la oportunidad de ayudar y no se nos ha antojado ser amables en el momento.

Increíblemente ser obediente hace que las personas te respeten más y lo más importante es que ¡Te escuchen! Cuando suceda algo, la gente se sentara a hablar contigo e intentara comprenderte. Sin embargo, cuando la obediencia es escasa en tu vida, la gente pasara por alto tus motivos y la forma en que ves la vida no será de gran importancia para ellos. Un gran ejemplo eres tú mismo, sé que no escucharías a una persona que te falla una y otra vez.

Espero estas recomendaciones sean útiles para tu vida, estaré publicando más, así que te sugiero que me sigas en Instagram: @soysaraacosta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *