La lana es tendencia en invierno

La lana ha sido usada desde la antigüedad por sus múltiples ventajas. No pasan de moda y se vuelven tendencia en temporada de invierno, teniendo gran demanda en esta época.

La lana es tendencia en invierno

Un saco de lana, un gorro o unos guantes no deben de faltar en tu armario. En esta época son tendencia. La lana para esta temporada de invierno es ideal, por este motivo hablaré de ella.

La lana es tendencia en invierno.
La lana es tendencia en invierno.

La lana está formada por dos clases de proteínas las fibrosas y las globulares.

Su composición química de sus fibras no es constante ya que depende de varios factores, sin embargo en promedio los elementos que la componen son:

  1. Carbono: 50%.
  2. Hidrógeno: 7%.
  3. Oxígeno: 22%.
  4. Nitrógeno: 17%.
  5. Azufre: 4%.
Abrigados con lana de invierno.
Abrigados con lana de invierno.

Ventajas de la lana

La fibra de la lana es una fibra natural biodegradable y es reciclable a nivel industrial. Si quieres volver tu guardarropa amigable con el medio ambiente esta es una muy buena opción. Entre sus otros beneficios está:

  • Es un aislante térmico ya que regula la temperatura permitiendo aislar el cuerpo de las condiciones externas.
  • Es elástica, tiene flexibilidad por esto no se deforma al retorcerla.
  • No es inflamable, no propaga la llama y se auto extingue.
  • No almacena electricidad estática brindándote un descanso tranquilo si decides dormir con una prenda de lana.
  • Retiene el agua en su superficie gracias a la lanolina, una sustancia natural que produce la oveja.
  • Retiene el mal olor por sus propiedades bactericidas.

Hay que tener cuidado con la lana, ya que puede amarillarse con la luz solar. A su vez la humedad, el calor y usarla constantemente la pueden llevar al encogimiento. Esto podría ser una desventaja pero todo depende del cuidado que le demos.

Ventajas de usar lana.
Ventajas de usar lana.

Recomendaciones al momento de lavar la lana

  • Lava tu prenda de lana esporádicamente y solamente si está sucia.
  • En primera instancia déjala remojar en agua fría por lo menos tres horas. De esta forma no se encogerá ni se estirará.
  • Al lavarla la puedes dañar así que escoge un buen jabón, no uses detergente regular, puedes usar jabón de bebé si no encuentras uno especial.
  • Deja secar bien la prenda ya que la fibra de la lana retiene el agua hasta el 45% de su peso y puede aparentar estar seca pero puede contener hasta el 15% de agua.

¿Conoces otra ventaja o recomendación? Te invito a que dejes tu comentario y si deseas conocer más entonces sígueme en redes como @soysaraacosta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *