La ira es una emoción perjudicial

La ira es una emoción perjudicial que también afecta a los que están a nuestro alrededor. Aunque enojarnos natural, el airarnos puede llegar a ser perjudicial. Evitemos cargar nuestras mentes, solucionemos los inconvenientes y cuidemos nuestra salud.

La ira es una emoción perjudicial

Enojarnos es natural

Todos en algún punto de la nuestra vida nos hemos enojado. Nos hemos molestado ante alguna circunstancia y esta bien enojarnos, porque no en todo momento podemos estar de acuerdo con las cosas que suceden en nuestra vida cotidiana.

Entendiendo que enojarnos es natural en cada ser humano, llegué a la conclusión que enojarnos o molestarnos, es diferente a airarse.

Muchas personas entran en ira con facilidad haciéndola parte de una emoción cotidiana. Algunos confunden la ira que es una actitud violenta con el enojo.

Por ejemplo, son esas personas que por cualquier cosa ya entran en contienda con otra, se desquitan, la humillan y piensan que lo que salió de su boca no fue nada perjudicial.

Recuerda que puedes enojarte, pero no recurras a la ira.

Evitemos cargar nuestra mentes

La ira puede ser la suma de eventos desagradables, burlas, frustraciones, angustias, momentos donde no ves la salida y todo eso también puede ser acompañado por la confusión. En este punto la ira es inevitable, por lo cual lo más recomendable es no retener nada, así evitamos cargar nuestras mentes.

De manera que te aconsejo que vayas solucionando los inconvenientes una vez aparezcan, así vamos depurando lo que carga nuestra cabeza.

La ira en nuestra salud

La ira puede alterar el sistema nervioso y repercutir en el cuerpo. Reprimir la ira te puede llevar a tener depresión, úlceras, migrañas, entre otros. Acumular la ira podría producir problemas cardíacos.

Ten presente que la violencia no es la solución.

La blanda respuesta quita la ira;
Mas la palabra áspera hace subir el furor.

Proverbios 15.1

Si te gustó esta explicación sobre cómo la ira es una emoción perjudicial entonces deberías de seguirme en Instagram: @soysaraacosta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *